AA. La más importante.


Uno de los objetivos de la HCE es proporcionar a los profesionales información que sirva de ayuda  en la toma decisiones. En relación con dicha información, debe ser prioritaria la información relevante: la importante, la más significativa, la más destacada. Simplificando, podemos decir que la información  relevante es la  debe ser presentada en un lugar preeminente, que asegure que los profesionales que acceden al sistema de HCE puedan visualizarla rápida y claramente con el mínimo esfuerzo e independientemente del motivo del acceso.

Esta información relevante está formada por Alarmas, y Alertas ;

  • Alarma: Es un aviso sobre el estado del paciente, que indica alto riesgo para su salud y que requiere una asistencia clínica inmediata; por ejemplo el resultado de una analítica con valor de potasio en sangre mayor de 6.5  mEq/l.La generación de alarmas debe ser automática en función de reglas flexibles, en base a los datos estructurados en el repositorio de la HCE.  La gestión debe incluir acciones de atención (desactivación de alarma), y registro de datos  para el análisis y seguimiento.
  • Una alerta, “Condición o estado activo del paciente que requiere de una atención especial por incorporar un riesgo cierto o potencial al curso de su asistencia sanitaria, y que por tanto deben ser conocidas con carácter previo a la misma por cualquier agente o proveedor sanitario.”(2). Las alertas pueden ser de dos tipos:
    • Alertas Sanitarias: Condiciones mórbidas activas del paciente que pueden influir decisivamente por añadir un riesgo en la atención sanitaria actual.
    • Alertas No Sanitarias: Condiciones no mórbidas  del paciente o su entorno que le suponen una situación de riesgo, fragilidad, o merma sensible de derechos en su relación de paciente con el sistema sanitario.

La trascendencia de las alertas, debe ser entendida a través de las consecuencias (ciertas o potenciales) que acarrearán al paciente su desconocimiento o no observación por los proveedores sanitarios que realizan su asistencia con independencia del entorno sanitario, momento y motivo por el que esta se produzca. Y con la posible pérdida de derechos del paciente.

Son pues las alertas informaciones objetivas de la HCE, que tienen el propósito de evitar un daño al paciente o facilitar un derecho y que deben ser visibles para los profesionales.

La Comunidad de Madrid en su norma sobre alertas realiza una comparativa sobre alertas y alarma.(1)

Siguiendo estos criterios los expertos suelen realizar la siguiente clasificación(2):

Clasificación de alertas. Fuente Innovasalud

El proceso de gestión de alerta debe incluir funcionalidades de apertura de alerta, cancelación, modificación y consulta.

En relación con el modelo de datos, las alertas deben gestionar los siguientes tipos de datos:

  • Datos de identificación del paciente. Acorde a la normativa de identificación de la institución:  Recomendaciones.
  • Datos de contexto: centro, ámbito,servicio, profesional, fecha y hora (para apertura y cancelación).
  • Datos de alerta. Tipo de alerta, fecha de inicio, subtipo, agente, descripción, certeza , severidad, reacciones conocidas y estado.
  • Otros: Información adicional complementaria: informe diagnóstico, documento notarial o judicial.

Los criterios de gestión :

  • Estará siempre visible en cualquier acción de consulta sobre el paciente.
  • Se mostrará mediante un icono que cambiara de color según que existan o no alertas activas registradas y el nivel de gravedad.
  • No se permitirán borrados de alertas
  • Sólo se mostraran por defecto las alertas activas. Las alertas pasivas podrán consultarse a voluntad del usuario.

Esta definición formal, requiere una normalización de todas las categorías  según una terminología controlada y un sistema de codificación, que debe ser complementada con un sistema de mensajería que permita la interoperabilidad de estos datos entre todos los sistemas de información clínico-asistenciales.

El trabajo realizado en la Comunidad de Madrid es un buen ejemplo para que todos  organismos responsables y las sociedades científicas profundicen en la normalización y en la interoperabilidad de la información clínica más relevante.

1.- Norma de alertas en la historia clínica electrónica para la Comunidad de Madrid. Marzo 2011.

2.- propuesta de definición y contenidos del arquetipo alertas. InnovaSalud. Agosto 2008.

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s