El ecosistema de la HCE y CCOW (I)


Captura de pantalla 2013-11-13 a la(s) 19.43.19El ecosistema hospitalario es muy rico tecnológicamente.   En este hábitat crecen y sobreviven infinidad de aplicaciones relacionadas con todos los aspectos de la gestión y  el proceso asistencial.  El modo que cada aplicación busca su ubicación en el contexto tecnológico y las circunstancias por las que se incorporar al hospital son variadas:  sistemas corporativos, aplicaciones camufladas en tecnología sanitaria, presiones o compensaciones comercias, decisiones particulares de un profesional, etc. En general el sistema  escaótico y estable donde cada cual tiene su ubicación sin molestar pero de un modo claramente ineficiente.

Igual que en  un ecosistema biológico existen procesos naturales, cliclos biológicos, un orden y jerarquía,  los SI de información  hospitalarios para su convivencia y supervivencia efectiva  necesitan unos procesos de ordenamiento y normativa de convivencia.

Un modelo ideal  de aplicaciones intrahospitalario sería el siguiente.

HCE

  • Un repositorio único de datos clínicos; normalizados y estructurado en base a estándares.  Dual, formado por un lado por datos y documentos  y por otro imágenes, videos y gráficos.
  • El core de la HCE alineada con el proceso asistencial en base a cuatro funcionalidades (editor, navegador, prescriptor y petitorio)  que se personalizan en los escritorios de los profesionales y sus contextos de asistencia
  • Un bus de servicios comunes, definidos en guías y procedimientos de interoperabilidad, basado en estándares que sirven de nexo de unión del core con:
    • Las aplicaciones departamentaless de servicios centrales y específicos.
    • Equipos electrométicos con aplicaciones específicas o la propia HCE.
    • Servicios e infraestructuras comunes.
  • Los servicios comunes, que pueden ser de nivel superior (regional, nacional, internacional) que aportan normativa y recursos de: terminologías, arquetipos, identificación de pacientes, identificación de profesionales, losg y auditorías, servicios de gestión de procesos clínicos, seguridad, aseguramiento y evidencias  conocimiento clínico.
  • Un nivel de investigación, indicadores y planificación sanitaria basado en un sistema de BI.
  • Una capa de conexión externa con sistemas regionales y nacionales (HCDSNS) y de conexión en el paciente: Historia clínica del ciudadano.

Pero la tozuda realidad es otra y del mismo modo que el mejillón cebra invade los canales de riego del Ebro,  la cotorra argentina los parques de las grandes ciudades, los sistemas de información relacionados con la asistencia de forma directa o indirecta, invaden lo ordenadores más insospechados del hospital.  La forma de resolver el problema es disponer de normativa (si es posible de nivel superior ) que en forma de guías y procedimientos de interoperabilidad definan los requerientes  tecnológicos, las funcionales de interoperabilidad, de normalización de contenidos, etc.

Pese a disponer de este modelo normativo (que no tenemos) es habitual que un profesional deba usar varias aplicaciones en su trabajo diario. Un hematólogo puede usar un programa de laboratorio de análisis clínicos, una aplicación de banco de sangre, otra de tratamiento de pacientes anticoagulados, un programa  HCE y una intranet.

Anuncios

13 Comments

  1. Sin duda Juan ese es el verdadero diagnóstico de la situacion. Lo peor es que los medicos y en general los profesionales perdemos mucho tiempo entrando y saliendo del ordenador, y lo peor es que ese tiempo malgastado siempre puede ir en perjuicio del paciente y por supuesto de una adecuada interactividad médico-paciente. El problema es grave y la realidad, más allá de la parafernalia y lo juegos de disimulo, tozudamente decepcionante…………..

  2. Me gusta mucho la analogía de ecosistema que propones porque explica también por qué, en cada hospital, la fauna y flora de las aplicaciones sanitarias es (o puede ser) diferente por completo: el ambiente externo que influye en el ecosistema, -y por tanto en la incorporación o no de ciertas aplicaciones-, y actúa como una suerte de “selección natural” para los elementos del ecosistema en cuestión. Además, esa presión evolutiva será diferente para cada hospital, en función de variables conocidas pero incontrolables en muchos casos: sistemas políticos, cadena de mando, diferentes estilos de gestión y organización, etc.

    A la luz de esto, parece complicado -casi una labor artesanal- introducir las variaciones convenientes para regular por completo ecosistemas tan heterogéneos y complejos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s