No me vengas con historias


“Incapacidad de los proponentes para ponerse en la piel de los usuarios”, que razonamiento más acertado. Entre los médicos que juegan a informáticos, los informáticos que en base a la falta de conocimiento profundo o unos criterios tecnológicos complican la vida a los usuarios (ventanas y ventanas, clic y clic) y quieren organizar como pasan consulta, el oportunismo empresarial que se frota las manos viendo como se multiplica por 17 el potencial mercado nacional, el reto de la verdadera HCE, única, interoperable, para todos los niveles asistenciales, sigue pendiente. Por el camino va quedando el despilfarro de los concursos multimillonarios.

Primum non nocere 2017

historiacliicaUna de las causas más importante del fracaso progresivo de la historia clínica electrónica (HCE) – corregido enlace-, no tiene que ver con la tecnología, ni con los médicos que la utilizan, más bien está relacionada con la incapacidad de sus proponentes en ponerse en la piel de los usuarios.

No es que queramos que los diversos programas mimeticen fielmente el modo de trabajar de los profesionales, ni que los clínicos , muchas veces sin objetivos claros, comanden su desarrollo de manera exclusiva. Este no el camino al que nos referimos, todo lo contrario, precisamente la implantación del HCE es una oportunidad de eliminar todos los los malos hábitos de los sanitarios en la fabricación de los registros clínicos. Al fin y al cabo elaborar una buena historia clínica no es más (ni menos)  que un proceso de gestión de información. Las tecnologías nos han enseñado que con su concurso…

Ver la entrada original 411 palabras más

Anuncios

6 Comments

  1. Es cierto; y muchas de las críticas de la HCE son trasladables al nuevo boom de las TIC en salud; las #appsalud Yo creo que faltan 2 elementos; uno un marco de criterios técnicos (con los componentes de interopertividad, ancho de banda, niveles de permisos etc que tú conoces por ser del gremio) y entornos de trabajo en equipo en la fase de diseño y prueba.

  2. Creo que el problema, en este caso, no es tanto la HCE o la HC en papel, está en la forma en la que dichos profesionales han incluido la indormación, cómo la han interpretado y la forma cómo la han transcrito, todo ello independientemente del soporte (papel o electrónico). Seguro que nos encontraríamos con lo mismo o peor en la HC en papel. Otros temas que serían para comenter profundamente son el diseño, la interoperabilidad, etc. pero es otro tema.

  3. Otro factor importante para cambios tan profundos en la cultura de trabajo de los profesionales sanitarios es “venderles el producto”; necesitan ver desde el primer día las ventajas que el producto tecnológico les aporta y cómo les va a mejorar el día a día. Si las ventajas superan ampliamente los inconvenientes de adaptarse a un nuevo marco de trabajo, lo adoptarán rápidamente. Crear productos útiles y ágiles para los profesionales debería ser nuestro principal objetivo, y para eso son claves la accesibilidad de la información y la facilidad de uso de los dispositivos. Los dispositivos móviles son pieza clave en ese futuro; aquí dos casos de éxito:

    http://www.apple.com/iphone/business/profiles/mayo-clinic/#video-mayo-clinic
    http://www.apple.com/iphone/business/profiles/mt-sinai/

    Si podéis ver el video de la Clínica Mayo sin quedaros boquiabiertos como yo os felicito…¡es otro planeta!

    1. Más que vender el producto hay que hacer partícipes a los profesionales en el proyecto. Las soluciones que aportan valor a los profesionales, cuentan con su aprobación sin problemas. Otro error en el enfoque es considerar las tic’s un fin (un ecosistemas en que podemos vivir aislados los técnicos y crearnos nuestras propias necesidades ) y no un medio para aportar valor a la organización. Este debe ser el factor determinante en los proyectos y las inversiones; objetivar los resultados en base a las mejoras en nuestro negocio.

  4. Perdonad que insista; pero si los profesionales tenemos problemas con la usabilidad del producto es porque se cuenta poco con nosostros en la fase de diseño/prueba…
    Claro que la HC de papel está llena de ejemplos peores de dispersión y pérdida de información y añadele la ilegibilidad, el deterioro…
    Si se hace mucha “venta” de un producto MALO el efecto es peor… así están ahora en Madrid con el sistema de receta electrónica en AP que iba a ser la maravilla técnica y es peor que lo que tenían… lo de apple en todo es otro planeta… que pocos se puden pagar y que también tiene fallos (y lo peor es que quieren esconderlos).

  5. En mi experiencia, implicar activamente a los usuarios en el desarrollo de un producto informático tiene indudables ventajas y es totalmente necesario..pero también inconvenientes; si diseñas algo con 3 usuarios distintos, te pueden acabar saliendo 3 aplicaciones distintas o una con tanta variabilidad para satisfacer a todos que al final es igualmente inusable. La simplicidad y claridad y que los usuarios se pongan de acuerdo en qué es lo mejor (pensando en todos y no en preferencias y modos subjetivos y personales) es fundamental. La última decisión de qué implementar debe depender del técnico, siempre en consenso con el mayor número de usuarios posibles, IMHO.
    Por otra parte, con vender el producto no me estaba refiriendo a acciones comerciales ni preventa; más bien el post-venta: me refería a explicarle muy bien y claramente al usuario (al que lo va a usar, no al que lo compra) lo que la herramienta le permite hacer, formarle en profundidad y así que vea él mismo las ventajas que ofrece. Muchas aplicaciones caen en el desuso porque no se las conoce bien. La formación y el soporte in-situ al usuario durante el arranque de una solución de TI es fundamental para el éxito de un proyecto TI, y en muchos casos se trivializa y por eso fracasan.
    Respecto a Apple, dudo que haya otra empresa de TI con más transparencia en reconocer y rapidez y calidad en arreglar sus errores…sino, ponte en manos de Microsoft y Google y sabrás lo que es sufrir. En plataformas móviles, son los pioneros y en seguridad, fiabilidad y usabilidad es lo mejor que te puedes encontrar. Lo bueno hay que pagarlo, y en el entorno sanitario, donde se mueven cifras escalofriantes en material y proyectos clínicos esto es el “chocolate del loro”. Lo que falta en España es cultura tecnológica para darle la importancia (y el presupuesto) que merecen las tecnologías de la información, y buenos gestores tecnológicos para usarlo adecuadamente, también hay que decirlo.
    Me alegro de encontrar profesionales que se preocupan por estas cosas: me gusta oír todos los puntos de vista.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s